Opinions

OPINIONS

5/5
Mejor imposible

María

Hemos estado el puente de Diciembre en la Posada de Ziga, y todo ha estado genial,la casa una maravilla, los desayunos y cenas ricas, ricas,ricas...el paisaje una pasada de bonito,ah y el tiempo menos mal que no le hice caso a la meteorología porque daban lluvia para todo el puente,y al final nada de lluvia. Encima por colaboración del Gobierno de Navarra, nos hicieron un bono de 4 visitas gratuitas y dos con descuento para los que estabámos alojados en casas rurales, así que no pagamos más que la visita guiada por el Señorío de Bertiz, totalmente recomendable, vamos que todo ha sido maravilloso, venimos con las pilas cargadas y la mochila llena de energía positiva, recuerdos de paisajes, gentes amables,comidas abundantes.

..!Gracias de nuevo por todo.Un fuerte abrazo.Martín-María

5/5
Escapada inolvidable

Irene Zamora

Nos hemos alojado del 22 al 26 de Abril en la Posada de Ziga y no podemos haber vuelto más contentos: Belén y Carlos son unas personas muy entrañables y simpáticas y nos han hecho sentir como en casa. Hemos tenido la suerte de alojarnos en la suite, una habitación preciosa y enorme que han abierto recientemente y que tiene unas vistas inmejorables. La cocina es espectacular: Belén hace unos platos caseros buenísimos (todavía nos acordamos de sus albóndigas.

..). El entorno es precioso y Ziga está muy bien comunicado, por lo que nos hemos movido con comodidad por toda la zona de los Pirineos, recomendamos a todo el mundo que se aloje en la Posada de Ziga puesto que no querrá volver a casa!

Un abrazo afectuoso para nuestros amigos Belén y Carlos y otro para sus chiquitines, Claudia y Markel. Les deseamos todo lo mejor.

Irene y David

5/5
Calidad y calidez humana

Iker Bilbao

La estancia en la Posada de Ziga es una autentica experiencia. Por una parte la casa, majestuosa y a la vez acojedora, fruto de años de trabajo remodelandola y dando importancia a los detalles en cada rincón, para que el viajero se sienta como en su casa y la vez disfrute de la grandiosidad de un edificio con una historia peculiar de trescientos años, que Ana Belén se encargará de narrarosla. Las habitaciones, amplias, limpias y con unas vistas privilegiadas.

Por otra parte la situación, enclabada en el valle del Baztan, Ziga es un pequeño pueblo aíslado y a la vez, muy bien comunicado con los demás pueblos del valle y a 10 minutos de Elizondo (capital del Baztan), rodeado, de prados, huertas y bosques donde la naturaleza y la tranquilidad acaban por poseerte.
Por último, lo más importante: la familia que lo regenta. Ana Belén y Carlos harán que os sintáis como en vuestra casa. Nosotros esperabamos los desayunos y las cenas con impaciencia, ya que Ana Belen te sorprende en cada plato, en cada postre. Y es que cocinar con materias de la propia huerta junto con el mimo y el buen hacer en la cocina de Ana Belen, hacen que ningún plato se parezca a algo que ya hemos comido. Incluso el café con leche sabía mucho mejor que en las mejores cafeterías.
Por nuestra parte, no queda más que recomendar a todo el mundo, que pase unos días en la Posada de Ziga, para que descanse, conozca el valle y alrededores y se sienta especial junto a una familia que también lo es.
Os deseamos lo mejor desde Bermeo.
Por cierto, tendremos que volver algún día de estos a jugar la revancha del "Bikote-Bikote", que Markel y Claudia nos ganaron.
Eskerrik asko eta hurrengorarte.
Ainara, Iker eta Sare.

5/5
Una buena casa en el Baztán...

amparo

Hemos podido compartir 4 dias muy especiales con Belén, Carlos, Claudia y Markel en "La posada de Ziga". El valle es precioso, la casa tiene una ubicación perfecta para visitar la zona y sin ir muy lejos disfrutar de paisajes estupendos. El pueblo es muy bonito. La casa después del esfuerzo que han hecho y hacen ... está preciosa y hacen que la estancia sea muy agradable y estés mejor que en casa..

. Recomendable el pequeño restaurante de la casa, tanto para los que se alojan como para quienes estan por la zona, Belén os deleitará con sus platos caseros y muy cuidados y con los postres.... esa cuajada con D.O. En definitiva todo muy bien ... muchos besos a la familia y esperamos volver algún día... Gerar y Amparo

5/5
Repetimos...

Laura, Pedro, Gabriel y Pol

Estuvimos en Ziga en agosto de 2010. Ibamos con nuestro peque, que entonces tenía 2 mesecitos. Estuvimos allí unos 5 días. Antes de nada, agradecer a Belén las atenciones que tuvo con Gabriel (el peque) ya que nos puso cunita y hasta bañera para él. Además, la Posada de Ziga es una casona espectacular, fruto de mucho trabajo y cuidada con esmero. Es una gozada entrar en ella e ir descubriendo los rincones encantadores, esos muebles restaurados y esas antiguas herramientas de labranza.

Pero lo que realmente destaca de la Posada de Ziga es el equipo que lo lleva para adelante. Belén y Carlos, y los dos peques, hacen de tu estancia unas verdaderas vacaciones. Y si encima te quedas a cenar todos los días como hicimos nosotros... Pues eso, que estuvimos tan a gusto allí que este verano repetimos... Belén, nos vemos en menos de 1 mes... Laura, Pedro y Gabriel.

5/5
GRAN HOSPITALIDAD Y CONFORT

Eva y Jorge

Estuvimos pasando unos días en casa de Ana Belén y Carlos. Hacía tiempo que no nos encontrábamos una acogida tan calurosa y tanta simpatía y amabilidad en un alojamiento. El entorno es una maravilla, despertar y ver el amanecer en ese valle verde y tranquilo no tiene precio. La casa está decorada al detalle, bien equipada y limpia. Pero el motivo principal para volver es la simpatía y el buen hacer de los anfitriones.

Coincidimos con todos los piropos que hemos leido en otros comentarios.
No os perdáis los desayunos con bollería casera....mmmmmmm!!!!!!!
Ana Belén y Carlos, os deseamos lo mejor. Un beso muy fuerte,

5/5
Apacible, familiar...estupenda

Natxo Fdz.

Fuimos en diciembre, y en los pirineos solo puedes esperar algo de frío, o lluvia, o niebla... y un lugar calentito, con una chimenea de leña, trato cordial y amable, conversación... y una cena espectacular para recuperar fuerzas.
El pueblo es el típico con unos cuantos caseríos y la iglesia de piedra. Muy tranquilo y apacible (no está en carreteras principal, lo que hace que se mantenga como antaño).

Las vistas al valle son preciosas (junto al mirador del Baztán), y la situación para visitar toda la zona es perfecta.
La posada es un edificio de 3 plantas muy bien restaurado (una planta de comedor y servicios comunes, otra para huéspedes, y la útima para la familia propietaria). El trato de Ana Belén y Carlos es familiar, cordial, ...inmejorable. Y la cocina de Ana Balén es casera, con productos de la zona... Recomendable el desayuno con la repostería casera, y la cena como en casa, con comida de la amatxo (Así de bien le crecen los dos niños!!) Relación calidad precio estupenda.

5/5
COMO EN CASA

JOSE MIGUEL ARAGONES

Muchas gracias Ana Belen y Carlos por los días fabulosos que nos habeis hecho pasar en vuestra compañía. Muchos besos también para los niños Claudia y Markel. No te quiero ni contar el disgusto que tuvo nuestra hija Clara cuando nos tuvimos que marchar.
La casa un 10, la compañía un10, la comida un 10...
No dudes que volveremos a visitaros algún día, porque sino mis hijos me van a matar.
Un beso muy fuerte de toda la familia (Isa, Jose, Clara y David)

5/5
Entorno, casa y trato excepcionales!!!!

Raul Gimenez Martinez

Puedo decir sin duda que hemos pasado una de nuestras mejores vacaciones en la casa de Ana Belén y Carlos. El entorno natural es excepcional. La casa conserva todo el encanto de la tradición junto con todas las comodidades. La comida exquisita. Que mano Belén! Y lo mejor: el trato excepcional e inigualable que nos ha brindado la familia, empezando por Ana Belén y Carlos y acabando por los peques la casa.

Nos hemos encontrado como en casa y nuestro hijo Joan ha quedado contentísimo. No olvidaremos el gran detalle que habéis tenido!

Muchas gracias por el trato que nos habéis brindado y espero que podamos repetir en el futuro!

Raúl, Cristina, Joan y Sergi.

5/5
Un lugar de ensueño

diana03

Después de pasar cuatro días en la Posada de Ziga no podemos por menos que recomendar absolutamente visitarla. La casa cumple con lo que promete al 100%. Tranquilidad y comodidad rodeado de buen gusto. Ana Belen, nuestra anfitriona, es una persona que transmite calidez y cordialidad a la vez que controla todos los detalles para el perfecto funcionamiento de toda la casa. Nos hemos sentido mimados extremadamente en los desayunos y en las cenas (qué sopa de pescado!

). Evidentemente es la fórmula perfecta para unas vacaciones deliciosas.

5/5
Semana Perfecta por Baztan

Francisco

Ziga ha sido el perfecto punto de salida de nuestras excursiones por el Valle de Baztan y alrededores, una zona que no conocíamos y nos ha encantado tanto por las visitas a los parques naturales, como por la gastronomía del lugar.

De La Posada de Ziga, nos queda un recuerdo para toda la vida, estuvimos atendidos estupendamente por Ana Belén, la casa es tal y como está descrita en la web (no hay sorpresas desagradables) y los desayunos y cenas maravillosas!

Un Saludo Ana Belén y familia!!! De Paco, Mayca, Mario y Héctor.

5/5
EN FAMILIA

Marisa

Terminamos de regresar de pasar unos días en la POSADA de ZIGA y ya echamos de menos esas vistas al despertar desde la ventana, ese bizcocho tan rico y como no esas conversaciones con ANA BELÉN. La estancia ha sido estupenda, desde las rutas por el valle de Baztan que es precioso con esos prados tan verdes, esos hayedos, esos castaños ..... hasta la relajación que sentíamos dentro de la posada. Y como no esas cenas hechas con tanto cariño que nos recuperaban del cansancio del día.

La posada es como regresar al pasado de antaño, ese olor especial, esa tranquilidad que se respira en cada rincón de la casa y que tanto añoramos al regresar. Y por otro lado el trato de ANA BELÉN y CARLOS que hacen que te sientas como si los conocieras de toda la vida y como si estuvieras en tu propia casa.

Y como no mencionar a CLAUDIA y MARKEL que le hicieron sentirse a Sandra uno más de ellos y disfrutar de las tardes en la tranquilidad de Ziga.

Gracias por ser como sois, esperamos veros pronto.

Javi, Marisa y Sandra.

5/5
Excelente

Mjose Mcaparros

Hemos pasado unos dias en la posada y solo tengo palabras buenas, Belén y Carlos, sois lo mas... El trato que hemos recibido, tanto nosotros como nuestros hijos no se puede superar... Hemos estado como en casa, e incluso mejor... La comida de Belén, esos bizcochos del desayuno y la leche de vaca..., la sopa de marisco.. La cuajada... Eres una experta en todo, e incluso guía turística... Y Carlos un amor.

.. Claudia y Merkel, gracias por vuestro acogimiento.
La casa no tiene desperdicio, es autentica... Y ese billar que mis hijos tan bien han aprovechado con los otros huéspedes...
También destacar el pueblo de Ziga precioso, y los alrededores... Cuevas, cascada, señorío de Bertiz.. San Sebastián.. Todo es precioso...
Gracias de verdad, y os recomiendo a todos que proveís la experiencia.
Mjose, Dani, Marcos y Dani junior. Valencia.

5/5
Como en tu casa

Raquel y Dani

El entorno es indescriptible,un lugar donde desconectar.la comida de Ana Belen fantastica,verduras de la huerta,unos huevos con chistorra y patatas que sabian a gloria y una cuajada de las mas buenas que hemos comido.el trato es inmejorable,no puedes perdertelo.un saludo Ana belen de Raquel y Dani

5/5
El verdadero lujo esta aquí

Pedro Garcia

La Posada de Ziga nos ha dejado un recuerdo imborrable de los días que hemos pasado en ella (18 al 21 de octubre de 2013)
Cuando hablamos de lujo, nos referimos al privilegio de habitar por unos días en un valle precioso, en un pueblo de cuento, en una casa con casi 300 años de historia rehabilitada con un gusto exquisito, y sobre todo, al lujazo de ser acogidos por Ana Belén, Carlos, Claudia y Markel, una familia encantadora y entregada a hacernos la estancia agradable.

Lo habéis conseguido con creces.
Las estancias te hacen retroceder en el tiempo, piedra, madera y mobiliario con sabor a historia. Muy bien.
Desayuno variado con productos caseros muy buenos. Cenas de buena calidad y elaboradas de manera tradicional.
En definitiva, ¡¡ un lugar al que volver !!

Un abrazo para esta familia.

Pedro y Pilar

5/5
Inmejorable y precioso

Olga Tabasco

Hemos pasado un par de días en el Valle del Baztan. Ha sido nuestra primera vez en la zona y nos ha encantado. El paisaje es indiscriptible en esta época del año, con el verde de los prados y el ocre de las hojas de los árboles.

Estuvimos alojados en La Posada de Ziga y nuestra opinión no puede ser distinta a la del resto de huéspedes que han pasado por ella. Aparte de tratarse de un edificio del siglo XVII restaurado, decorado con un gusto exquisito y perfactamente mantenido, me gustaría destacar la hospitalidad y amabilidad de Ana Belén y Carlos.

Ana, a quien hemos visto más, dado que estuvimos entre semana, es una persona tan humana, bondadosa, sincera y simpática, con gran sentido del humor, que parece que la conocieras de toda la vida desde el primer momento.

Hemos pasado unos días inolvidables en su casa, disfrutando también del buen guisar casero.

El establecimiento y la posada, sin ninguna duda recomendable

Gracias Ana y Carlos

5/5
Repetiríamos mil veces

Ester

La Posada de Ziga es especial en muchos sentidos. Su situación te permite acceder fácilmente a lugares de interés del Valle de Baztan. Además, el entorno de la casa es precioso, abres las ventanas y ves los prados verdes con los animales pastando; es una casa silenciosa, aunque se hospeden familias con niños; la comida es deliciosa y casera, casi todos los productos son de allí, así que, más sanos y sabrosos imposible; la casa está decorada con miles de detalles diferentes que representan los 300 años de su historia y es muy confortable; el trato de Ana Belén y Carlos me parece inmejorable, ejercen de anfitriones estupendamente, te hacen sentir en casa.

En fin, nos queríamos quedar más tiempo, pero no había habitaciones libres. Volveremos!!

5/5
Mejor imposible!!!!!

Mercedes Cahiz inocentes

En el mes de mayo durante una semana nos alojamos en esta bonita casa, el trato de Ana Belen y Carlos inmejorable, una comida excelente
Volveremos!!!
Paco y Merce
Rubí, Barcelona

5/5
Cuatro perfectos días

David y Montse

Estuvimos a primeros de julio después de llevar más de una semana en varias casas rurales por Euskadi. Hemos de decir que tanto la casa como su propietaria, Ana Belén, nos enamoraron desde el primer día. La casa es muy antigua y la han restaurando intentando no variar demasiado la esencia de ésta, después de venir de algunas que se llaman casas rurales y son chalets adosados, fue una maravillosa sorpresa.

Es un pueblo que está muy bien situado para llegar a cualquier punto, muy tranquila y desde la la cual ya se puede salir para hacer excursiones. Todos son detalles en la casa y un trato excelente por parte de Ana Belén. Nos quedamos a cenar todos los días y como nos gusta todo, la dejábamos decidir y cada noche nos sorprendía con el menú. FANTÁSTICO.

David y Montse

5/5
Excelente

Eduardo García

Esta situada en una zona perfecta, para poder visitar muchas zonas de Navarra, lo tienes todo a una distancia muy buena, en un radio de 50 Km. La casa tiene un encanto especial, ya que es una casa de 300 años y Ana Belén y Carlos, en la restauración, respetaron muchas cosas. La relación, que tuvimos, con la familia, Ana, Carlos, Claudia y Markel, fue muy, muy especial. Hemos estado en muchas casas y de todas tenemos un buen recuerdo, pero en esta se ha quedado un trocito de nuestro corazón.

Gracias por ser como sois.
Estamos deseando volver.

5/5
En la gloria...

Olga

Nuestro paso por la Posada de Ziga ha sido muy gratificante. Una casa preciosa con mucho encanto regentada por una familia que mima a sus huéspedes con su hospitalidad, su amabilidad y su buena predisposición ante cualquier demanda. ¡Y la comida casera, que Ana Belén prepara con tanto cariño, una gozada!.
El pueblo es precioso, perfecto para desconectar del ajetreo cotidiano, y situado en un enclave ideal para visitar el bello Valle de Batzan.

Carlos, Ana Belén, Claudia y Markel, ¡muchas gracias por hacer posible que hayamos pasado unos días inolvidables!.
Sólo tres palabras para plasmar lo que sentimos: " En la gloria...".
Con gran cariño,
Javier, Olga y Laia

5/5
EXCELENTE ESTANCIA... UNA MARAVILLA

OSCAR ARCE CADIÑANOS

4 días en un entorno maravilloso, alojados en esta Posada con un trato, que hay que decir, que fue muy especial.

Muchas gracias por que sus propietarios e incluso sus hijos nos acogieron de manera muy familiar. La casa tiene su especial encanto, muy bien decorada y con mucha limpieza. Una casa de 300 años sintiéndote trasladado casi casi a aquel entonces.

Los desayunos, comidas y cenas de Ana Belén son como en casa, sus postres.

.. ricos ricos... Muy buena mano.

Muy recomendable ante un pueblecito pequeño, pero muy acogedor, en un valle precioso con muchas opciones.

Hospitalidad GARANTIZADA!!!

Ana Belén, Carlos, Claudia y Markel... Recibid un fuerte abrazo de esta familia, Fabio, Matteo, Lydia y Oscar.

Hasta pronto, besos.

5/5
Dulces momentos serenos

Anais

"Es adentrarse en ella y sentirse retroceder en la calidez de tiempos pasados. Endulzar el paladar con la gastronomía casera, bizcocho, pan...y productos de esta tierra. Colmarse de atenciones por sus dueños.
Perderse por las calles del pueblo y comtemplar la belleza de su iglesia y de sus impolutas casitas de piedra.
Es soñar una maravillosa experiencia despierta."

5/5
MEJOR IMPOSIBLE!!! (MariCarmen y Pepe)

Pepe

Tal y como reza el título, así han sido mis vacaciones de una semana en este lugar. Y lo digo así porque todo ha salido perfectamente. Por lo que al alojamiento respecta, que es lo que realmente importa, comenzar diciendo que la posada es preciosa, con un aspecto de "antiguo, viejo", muy logrado, con esos suelos que crujen cuando los pisas, y la decoración tan acertada con el aire que sus propietarios pretenden y consiguen darle, de casa antigua restaurada.

Abres la ventana y tienes justo delante campo y caballos...
Eso si, lo anteriormente dicho no está reñido con las comodidades, que no faltan. En cuanto al servicio, sus propietarios dan mucho más de lo que las opiniones dicen. Llegar por la tarde y encontrarte la habitación hecha y las toallas secas (después da haberlas usado por la mañana) es más de lo que en otros alojamientos te dan, y eso no lo pone en los servicios.
Los desayunos estupendos, y las cenas todavía más. Llegar de todo un día de pateo y sentarse a cenar esos buenos platos, sin tener que coger de nuevo el coche, es muy reconfortante. Y si encima Ana Belén te obsequia, como fue en mi caso, por ser paisano suyo, con una cena sorpresa, de platos de mi tierra, qué más puedo decir yo...
La cercanía de los dueños para con la gente, no sólo conmigo sino con el resto de clientes, dice mucho. Sus consejos y opiniones sirven para que tu estancia en esos parajes sea más provechosa.
Y creo que no me dejo nada, sólo agradecer a Ana Belén y a Carlos su hospitalidad, por haber contribuido sobremanera a que nuestra estancia en su casa y en esas tierras fuera tan agradable, hasta tal punto que creo que puedo decir que esta ha sido la casa rural en la que más a gusto he estado, y he ido a muchas...

5/5
Inolvidable!!

Anna

Estuvimos alojados en la posada 5 días y todo fue perfecto. Para empezar la amabilidad de Ana Belén y su familia que desde el principio te hacen sentir como en casa.
La posada es acogedora y decorada con muy buen gusto manteniendo su identidad, se nota la dedicación puesta en ella, llena de detalles y pequeños matices.
Y que decir de las cenas.... Varios platos donde escoger siempre con productos frescos y de calidad, acompañados de pan, aceite y postres caseros.
Los desayunos con bizcochos también caseros y siempre con innovación.
Nosotros nos llevamos un muy buen recuerdo y si volvemos a Navarra repetiremos sin duda.

5/5
Fantástico

Esteban y Carmen

Ana Belen, una persona encantadora, te hace estar como en casa es muy familiar. Carlos su marido muy amable. Tienen dos hijos estupendos. Te hacen sentir arropados. Sin duda lo recomendaré a mis amistades.

Un abrazo muy fuerte.

Esteban y Carmen

5/5
Entrañable

usr226332

Hemos pasado 3 días geniales visitando el Valle del Baztan (visita guiada trilogía del Baztan en Elizondo, cascada del Xorroxin, cuevas de Zugarramurdi, Parque Natural del Señorío de Beritz y, en Francia, Ainhoa y San Juan de Luz).

La localización de la posada es inmejorable, en pleno centro del Baztan y con unas vistas que son imagen típica de la zona, prados, caballos y las parcelas en escalera del valle con Francia al fondo.
La casa es alucinante. Tiene 300 años y Ana Belén y Carlos han hecho un trabajo de restauración manteniendo la esencia, digno de admiración. Muchas veces con sus manos y sin ayuda. Con voluntad e ilusión. Son luchadores natos y personas sumamente entrañables. Te cuidan como si fueses de la familia. Hemos estado muy muy muy a gusto en su casa, que hemos sentido nuestra. Todo limpio, encerado y ordenado. Han ido coleccionando objetos de época que lucen cada uno en el rincón apropiado, trasladándote en el tiempo. Todos los rincones son encantadores y acogedores. Sólo dispone de 4 habitaciones, lo cual es un lujo para los huéspedes. Es como estar en casa, talmente.

La relación calidad-precio es muy buena y es imprescindible probar los bizcochos y el pan casero que prepara Ana Belén con todo su cariño.

Muy muy muy recomendable.

Gracias Ana Belén y Carlos por todos vuestros cuidados, información y asesoramiento

5/5
Una experiencia genial

Eva Lerma Navarro

Han sido cinco días geniales. Eramos ocho, y nuestra estancia no ha podido ser mejor: la casa es preciosa, perfectamente restaurada y muy confortable, ubicada en un lugar espectacular. Ana Belén y Carlos nos han hecho sentir como en casa y la comida de Ana Belén... sólo puedo decir que cada día nos sentábamos antes a la mesa para poder degustar sus platos!!
! Muchas gracias por todo. Habeis hecho que nuestras vacaciones hayan resultado perfectas. Seguro que volvemos muy pronto

5/5
Alojamiento y destino inmejorables

Monica

Situada en uno de los pueblos más bonitos del valle de Baztán, enclave fantástico, que por mucho que esperes no deja de sorprender: por su naturaleza, tradiciones, gastronomía, mitología, además de todos los rincones literarios gracias a Dolores Redondo y su trilogía.
El alojamiento es increíble con unos anfitriones acogedores que te hacen sentir como en casa.
Perfecta restauración manteniendo la esencia de su origen pero con todas las comodidades actuales. Desayunos y cenas con productos caseros y de proximidad. Resaltar la amabilidad de Ana Belén, grandísima cocinera y cicerone extraordinaria que en todo momento te sabe asesorar sobre qué visitar y las actividades a realizar.
Alojamiento y destino recomendables 100%. Lugar para perderse,... yo lo volveré a hacer y repetiré en "mi casa" del Baztán.

5/5
Recomendabilisimo

Mila

Si van al Valle de Baztan, no duden en hospedarse en la Posada, nos lo agradeceran. Ana Belen, su propietaria, magnifica anfitriona, comida y desayunos totalmente caseros, la posada con 300 años de antigüedad muy bien conservada, higiene y limpieza espectacular, tranquilidad y paisaje alucinantes. Ana Belén, nos hizo muy bueenas recomendaciones recspecto a lugares a visitar: Cascada de Xorroxin, Espelette, Ainhoa, Zugarramurdi, Restaurante Montxo en Urdax, Casa Galarza en Elizondo, Parque del Señorio de Bertiz.
..muchisimas gracias por el trato Ana Belen, sin duda alguna, al volver por esa zona, nos alojaremos con vosotros.

5/5
Excelente

Pau Roig

No podía haber sido mejor la estancia en La posada de Ziga, la casa acogedora, preciosa, limpia y con todo lujo de detalles que te transportan al pasado. Ana Belen y su familia han estado para ayudar en cualquier duda que hemos tenido,sus desayunos caseros buenisimos. recomendarnos donde comer o que visitar. No ha hecho falta ninguna oficina de turismo. Hasta Carlos hizo de médico y me ayudo a recuperar "LA bruja decapitada" jajajaja
UN PLACER.
LO RECOMIENDO CON LOS OJOS CERRADOS.
VOLVEREMOS!!!!!!

5/5
VIAJE INOLVIDABLE!!

Susana Ribes

Viaje familiar inolvidable, decidimos alojarnos en la Posada Ziga y sin duda alguna volveré!! Recomendaré la Posada a todo aquel que me pregunte por el valle de Batzan, nos hemos sentido como en casa. Ana Belén y su familia, nos han tratado muy bien, recomendando las mejores zonas para visitar y donde comer lo típico de la zona, preparando unos desayunos y unos platos para cenar totalmente caseros.
Muchas gracias Ana Belén y Carlos, por tratarnos tan bien y por vuestra hospitalidad. Besos y abrazos desde Valencia!!

5/5
Cuando quieres lo que haces

Inma Carbonell

Buena gente ... cariñosa ...en una preciosa posada, en un lugar mágico ... gracias por esos días tan especiales, por la sopa tan rica y por unos bizcochos para el recuerdo... un placer enorme poder compartir con ustedes ... esperamos volver a verles ... en el norte o en el sur...Un abrazo

5/5
Una estancia encantadora

AZ/AM

Estancia muy acogedora en La Posada de Ziga saboreando productos típicos del valle del Baztán y sintiéndonos como en casa. Comida casera, pan, cuajada, tomate de la huerta, autentico sabor a tomate y un placer dormir en una posada de 300 años de edad, es decir, una posada con mucha historia. Un buen recuerdo que nos llevamos a Bilbao.

 

Envia la teva opinió

 

Nombre

Email

Título

Opinión